Robo del Museo Isabella Stewart Gardner

Con sus increibles interoresEn la madrugada del 18 de marzo de 1990 dos tipejos disfrazados de policías, sin supuestas armas, convencieron a dos vigilantes novatos. Rompiendo las normas del museo de seguridad, los guardas dejaron entrar a los desconocidos, que aprovecharon para amordazarlos y llevarlos al sótano. A continuación se pasaron 80 minutos eligiendo las pinturas que querían, solo 11 piezas pero valoradas en 400 millones. Al irse no se olvidaron de coger las grabaciones de seguridad. (unos tipos listos)

Un de las piezas robadasEs (a mi gusto) el segundo robo más importante de la historia del arte. En 1994, el  museo ofreció 2,6 millones de dolares e inmunidad si devolvían las obras. Hoy por darle algo de información sobre el caso se le recompensará con 5 millones   y si el autor del crimen se entrega no se le arrestará. (increíble)

Robo en el Centro de Diamantes de Amberes

De aquí lo robarónEl asalto al Centro de Diamantes de Amberes, en Bélgica, marco un hito en la historia de los robos organizados. Su cámara subterránea estaba equipada con las medidas de seguridad más avanzadas, pero la banda Escuela de Turín (formada por los mejores ladrones en un aspecto) desmostó en 2003 que todo era posible. Eran 4 hombres: El Rey de los Ladrones, el Genio (experto en alamas), el Monstruo (electricidad y cerraduras) y el Maestro de las Llaves (maestro de los duplicados).

Objetivo, diamantes parecidos a estosTres años antes el Rey, alquiló un piso cerca de su objetivo. Hombre culto, llego a ser un cliente habitual y se ganó la confianza de los empleados.  Mientras hicieron una copia de la cámara, para ensayar, analizaron el sistema de seguridad, grabaron la combinación de la puerta blindada, bloquearon el sensor con laca, hicieron una copia de la llave maestra y reemplazaron las cintas. Dejaron sin diamantes 123 de las 160 cajas fuertes (100 millones de dolares).

Solo se les pudo seguir por un sándwich de salami dejado cerca de lugar del crimen. La policía detuvo a todos los miembros menos al Mago de las Llaves. El dinero no ha sido todavía recuperado.